• Si no tenemos barbacoa podemos utilizar una plancha o el horno, y disfrutaremos de este estupendo plato muy consumido en Cataluña y sobre todo en la provincia de Tarragona. Su consumos es principalmente al final de invierno.
  • 24 calçots
  • Salsa romesco en conserva
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparar la salsa como lo indicado en la receta.

Lavar bien los calçots quitando las primeras capas tirando de ellas y cortar las raíces y las puntas.

Volverlos a lavar con abundante agua para que queden sin tierra y secarlos.

Ponerlos estirados en una rejilla apta para el horno y cocinar el tiempo señalado.

Calentar la plancha y extender aceite sobre la misma.

Colocar los calçots y asarlos hasta que transpiren, dándole la vuelta frecuentemente.

Servirlos calientes con la salsa.

J. M. Occhi - 2013 · 2018