• 350 g de chalotas medianas
  • 75 g de mantequilla
  • 1 vaso de vino dulce
  • 150 g de azúcar
  • Agua

Pelar las chalotas y quitarles las primeras capas.

Derretir la mantequilla y pasar las chalotas.

Bañarlas con el vino y dejar que se evapore.

Añadir el azúcar y verter agua hasta cubrir.

Dejar que se espese y servir caliente.

Se pueden consumir con todo tipo de carnes asadas, a la parrilla o cocidas.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|