• 400 g de judías blancas
  • 1 hueso de jamón
  • ½ cebolla
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • ½ pimiento rojo
  • 2 tomates
  • Panceta fresca
  • 150 g de chorizo dulce o picante
  • Pimentón
  • 120 g de pasta corta
  • Agua para la cocción
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Piparras

Poner en remojo las judías y el hueso con la antelación indicada.

Pelar la cebolla, los ajos y la zanahoria y picarlos finos; lavar el pimiento, desvenarlo, despepitarlo y cortarlo en daditos; lavar, pelar los tomates y cortarlos de igual manera.

Cortar el chorizo en trocitos y la panceta en daditos quitándole el máximo de grasa.

Sofreír la cebolla, el la zanahoria y el pimiento en la olla con muy poco aceite de 3 a 4 minutos.

Incorporar el tomate y cocinar de 3 a 4 minutos.

Añadir el chorizo y la panceta, rehogar, retirar del fuego para poner el pimentón y remover.

Agregar las judías y el hueso quitándole la piel y la grasa, y seguir rehogando.

Salar y cubrir con agua 3 dedos por encima de las judías.

Cerrar la olla, ponerla a fuego máximo hasta que pite, bajar al mínimo y contar 15 minutos.

Cuando se enfríe, abrirla, añadir la pasta, cocer de 3 a 4 minutos y apagar en cuanto pite.

Abrir, corregir de sal y servir acompañado de unas piparras.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|