• Una receta de lo mas fácil de realizar, pero al final esta para chuparse los dedos y mojar en su salsa.
  • 600 g de langostinos crudos
  • 4 cebollas
  • Aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo
  • Pimentón de La Vera
  • Coñac
  • Sal

Pelar y picar la cebolla en juliana.

Pelar y trocear el ajo.

Poner en la cazuela y en frío el aceite, el ajo y la cebolla, calentarlo y darle un par de vueltas.

Incorporar los langostinos y rehogarlos hasta que se vuelvan de color rojo.

Añadir el pimentón, remover, añadir un chorretón de coñac, cocinar hasta que se evapore y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|