• Plato caliente con dos legumbres, calienta el cuerpo en días de frio, y deja el sabor de la canela en la morcilla que las harán especiales y con más nutrientes.
  • 300 g de lentejas pardinas
  • 250 g de guisantes congelados
  • 4 morcillas medianas cebolla
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 3 dientes de ajos
  • 1 hoja de laurel
  • pimentón de la VeraAceite de oliva
  • Agua para cocer
  • Sal

Pelar la cebolla, los ajos y la zanahoria, picar en juliana los dos primeros y la zanahoria en gajitos.

Sofreír en aceite la cebolla y los ajos, rehogar 5 minutos y añadir la zanahoria, continuar otro 5 minutos.

Retira la olla del fuego e incorporar el pimentón, remover para que no se queme.

Vierte las lentejas lavadas y remueve, finalmente los guisantes.

Cubrir con agua templada y salar, cerrar la olla y cocinar el tiempo indicado.

Dejar enfriar la olla y abrir, incorporar las morcillas y dar un hervor.

Servir calientes con una morcilla en cada plato.

J. M. Occhi - 2013 · 2019|