• La clásica salsa italiana ha tenido un cambio en su ingredientes pero la hemos combinado con esta maravillosa pasta para que se llenen su cavidades y disfrutemos al comerla.

Quitar la piel a las salchichas y cortarlas en rodajas.

Hacer el ragú como lo indicado en la receta, sustituyendo la carne y el beicon por las salchichas.

Cocer la pasta al dente en abundante agua con sal y escurrirla, reservando un poco de su agua.

Saltearla en la salsa, añadiendo si fuese necesario un poco más del agua de cocción.

Servir caliente con el queso.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018