• 1 kg de mejillones
  • 7 tomates pera
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • ½ guindilla mediana
  • Aceite de oliva
  • Sal

Limpiar los mejillones quitándoles las barbas.

Ponerlos al fuego en una cazuela tapada hasta que se abran.

Reservar caliente en su jugo y colar un poco del mismo.

Lavar, pelar los tomates y picarlos en daditos.

Pelar la cebolla y los ajos y picarlos muy finos.

Sofreírlos en un poco de aceite y cuando esté medio pochado, añadir la guindilla y rehogar unos minutos.

Incorporar el tomate, medio cazo del agua de los mejillones y comprobar de sal.

Cocinar a fuego lento 20 minutos añadiendo más agua de mejillones si fuese necesario y retirar la guindilla.

Colocar los mejillones en una fuente, cubrir con la salsa y servir caliente.

Jm. Occhi - 2013 · 2018|