• 100 g de aceite de oliva virgen extra
  • 12 tomates secos
  • Piñones
  • Sal
  • Acompañamiento
  • Regañás
  • Pan tostado (100 mitos · #33)
  • Galletas saladas
  • Nachos

Poner los tomates y el aceite en un tarro de cristal, cerrarlo y rehidratarlo durante el tiempo indicado.

Escurrir los tomates y picarlos lo más fino posible.

Ponerlo todo en la batidora con los piñones y triturarlo hasta conseguir una crema densa.

Conservarlo hasta su uso en un envase cerrado herméticamente al abrigo de la luz y de la humedad.