• 500 g de setas
  • 2 manojos de ajetes frescos
  • 1 o 2 cayenas
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Quitar la parte verde de los ajetes, lavarlos y trocearlos.

Limpiar las setas con papel absorbente y cortarlas a lo largo de un dedo de ancho.

Calentar el aceite en una sartén y sofreír ligeramente los ajetes.

Incorporar las setas, salar y cocinar hasta que pierdan el agua de vegetación.

Espolvorear con el perejil lavado, secado y picado y saltear.

Servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|