• 1 barra de pan para torrijas
  • 1 l de leche sin lactosa
  • 1 limón
  • 1 naranja
  • 1 rama de canela
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 o 3 huevos
  • 250 g de miel
  • 120 ml de agua

Hervir la leche junto con las pieles del limón y de la naranja y las dos canelas en un cazo.

Cortar el pan en rebanadas, colocarlas en una fuente y cubrirlas completamente con la leche hasta que se empapen.

Escurrirlas y rebozarlas por ambos lados en los huevos batidos.

Colocarlas separadas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Meterlo al horno precalentado hasta que se doren y darles la vuelta.

Retirarlas cuando estén doradas por el otro lado.

Cocer la miel con el agua en un cazo hasta que se haga el almíbar.

Colocar las torrijas en una fuente honda, cubrirlas con el almíbar y servirlas.

La torrija

El postre

Historia de la repostería

Curiosidades del pan

El pan

100 mitos · #33

La leche

Usos de la leche

El limón I

El limón II

Conservar la fruta

Técnicas básicas

La naranja I

La naranja II

100 mitos · #24

La canela I

La canela II

El azúcar I

El azúcar II

100 mitos · #86

A un panal de rica miel...

La miel

100 mitos · #56

Dieta Mediterránea

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código impreso en los huevos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

La Casa de las Torrijas

Desde 1907

Calle de la Paz, 4

Madrid

España