1. Patata española o de batalla

#
Patata española o de batalla

La patata española, también conocida como patata de batalla, no es más que la patata que has visto siempre acompañando en casa carnes y pescados. Las patatas fritas de toda la vida. Simplemente se cortan las patatas en rodajas y después en tiras, de forma que quedan unas patatas alargadas, de unos 5 cm de longitud y entre 1 y 1,5 cm de grosor. Hay quien las corta al aire y hay quien en tabla. Con estas últimas queda el corte más uniforme y de ahí el nombre de patata de batalla.

También se conocen en muchos países como french fries (patatas francesas).

Esta patata de corte longitudinal tiene muchas variaciones en función de su grosor.

2. Patatas en bastón

#
Patatas en bastón

Seguimos con las patatas fritas alargadas. En este caso, el corte en bastón o bâtonnet también es longitudinal y la medida suele ser también de unos 5 cm de largo por unos 5 mm de ancho.

3. Patatas cerilla

#
Patatas cerilla

Como su nombre indica, las patatas cerilla o allumette tienen un grosor similar al de las cerillas, de unos 3 mm de ancho por 5 cm de largo.

4. Patatas paja

#
Patatas paja

Seguimos con un corte alargado y aún más fino, de un 1,5 mm aproximado de grosor. Es el caso de las patatas paja o paille.

5. Patatas onduladas

#
Patatas onduladas

La forma tan perfecta de estas patatas onduladas hace que parezcan precocinadas... pero no. Simplemente necesitas un cortador con forma ondulada para cortar las patatas, previamente dispuestas en rodajas.

6. Patatas carré o en dados

#
Patatas carré o en dados

Las patatas carré son las que se cortan en dados regulares, de aproximadamente 1,5 x 1,5 cm. El origen de su nombre es francés y en este mismo idioma encontramos una versión algo mayor, de unos 2 x 2 cm: las patatas gros carré.

Las patatas carré suelen utilizarse para acompañar guisos, fritas ligeramente previamente; para ensaladilla rusa, cocida o al vapor, o incluso para tortilla de patata.

7. En dados grandes (bravas)

#
Patatas bravas

Si quieres hacer patatas bravas, tendrás que cortarlas en dados irregulares de entre 3 y 5 cm de grosor. Lo ideal es hervirlas o hacerlas al vapor primero para después pasarlas por una sartén con aceite bien caliente.

8. Patatas chips

#
Patatas chips

También conocidas como patatas inglesas, las patatas chips son rodajas finísimas, por lo que es recomendable laminar la patata con la ayuda de una mandolina.

Se pueden freír en la sartén. Hay quien opta por hacerlas al microondas para usar muy poco aceite y darles un acabado tipo snack.

9. Patatas panadera

#
Patatas panadera

Las patatas panadera se cortan en rodajas de entre 3 y 5 mm. Suelen cocinarse al horno como guarnición. Hay quien opta por este tipo de corte de patatas pero más fino para preparar tortilla de patata. También pueden usarse para otro tipo de recetas como las patatas dominó o una tarta tatín.

10. Patatas gajo

#
Patatas gajo

Para conseguir unas patatas gajo, hay que cortar las patatas por la mitad y cada mitad se corta de nuevo en dos mitades y repetir si es necesario. Este corte es el típico para obtener unas sabrosas patatas Deluxe, condimentadas, horneadas y listas para untar en salsa.

11. Patatas chascadas

#
Patatas chascadas

Chascar las patatas consiste en introducir el filo del cuchillo en la patata y, a continuación, arrancar el trozo de patata. Este corte suele emplearse para dar consistencia a guisos ya que esta forma de romper la patata permite que vaya soltando el almidón en la cocción.

12. Pont Neuf

#
Pont Neuf

La patata Pont Neuf (patata Puente Nuevo) es una patata cortada en cuatro partes muy gruesas, de unos 6 cm de largo por 1 cm de ancho, o incluso algo más. Una vez fritas, se montan a modo puente, con dos tiras de patatas sobre el plato y otras dos encima en perpendicular. Su nombre se debe al puente más antiguo que se conserva en París.

13. Patatas Hasselback

#
Patatas Hasselback

Las patatas Hasselback se caracterizan por una serie de cortes en forma de acordeón, de entre 4 y 6 mm de grosor, a lo largo de la patata con piel. Entre las ranuras, se introducen otros ingredientes y se hornean. Existen soportes específicos para el cortar patatas Hasselback pero también pueden colocarse palillos de comida china o algún otro elemento similar a ambos lados de la patata de forma que hagan de tope y se pueda introducir el cuchillo hasta determinada altura.

14. Patata torneada

#
Patata torneada

La patata torneada es una patata ovalada y lisa, como un balón de rugby. Una vez pelada, hay que cortar los extremos y sujetar la patata con la mano a modo de torno. Con un cuchillo puntilla se corta de arriba hacia abajo, como si se volviera a pelar, dando la forma curva mientras va girando la patata.

Este corte de patata suele usarse como guarnición en presentaciones muy cuidadas.

15. Patatas en espiral

#
Patatas en espiral

Las patatas en espiral son sorprendentes y fáciles de hacer. Simplemente hay que cortar uno de los extremos de la patata e introducir de forma longitudinal un palillo de brocheta. Así, podremos ir cortando en espiral con la ayuda de un cuchillo puntilla sin llegar hasta el centro (ya que el cuchillo chocará con la brocheta). Una vez cortada, se estira a lo largo del palillo. Con aceite y sazonadas, estarán listas para freír, hornear o hacer a la brasa.

Fuente: Patatas Gómez - www.patatasgomez.com