• 1 kg de callos precocidos
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 ramas de apio
  • 500 g de tomates
  • 2 hojas de laurel
  • Caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Hojas de albahaca
  • Queso Parmesano rallado
  • Vino blanco
  • Pimienta
  • Sal

Lavar los callos y cortarlos en tiras.

Pelar la zanahorias, los tomates y la cebolla; pelar el apio y quitarle las hebras; picarlo en daditos.

Pelar el ajo y sofreírlo en un poco de aceite, dorar y retirar.

Pochar la cebolla, añadir el apio y la zanahoria y rehogar unos 5 minutos.

Verter el vino y dejar que se evapore.

Incorporar los callos, cocinar unos 5 minutos, después el tomate y la albahaca y salpimentar.

Remover, cubrir con agua y cocinar hasta que los callos estén tiernos y la salsa haya reducido.

Servir caliente espolvoreado con bastante queso.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|