• Este plato no esconde ninguna dificultad, por el uso de una buena conserva y la pericia de hornear las sabrosas alitas. Pero terminadas con el aroma de el romero.
  • 800 g de alitas de pollo
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 250 g de tomate triturado
  • Romero
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelar las patatas y cortarlas en rodajas.

Pelar la cebolla y el ajo y picarlos en juliana.

Separar las alitas, quitándole los alerones.

Poner las patatas, la cebolla, el ajo y el romero en una fuente de horno.

Regar con un poco de aceite y mezclar.

Hornear durante 10 minutos y remover.

Incorporar las alitas saladas, continuar 10 minutos más y darles la vuelta.

Cubrir con el tomate y los garbanzos, cocinar otros 15 minutos y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|