• 2 cuartos de cochinillo
  • Aceite de oliva
  • Hierbas provenzales
  • 4 dientes de ajo
  • Agua
  • 2 hojas de laurel
  • Pimienta
  • Sal

Majar los ajos, las hierbas, la pimienta y la sal en el mortero y añadir aceite hasta obtener una pasta uniforme.

Untar el cochinillo con el majado con ayuda de un pincel o con las manos.

Poner una cazuela de barro con un dedo de agua y el laurel en la bandeja del horno.

Colocar una rejilla en la cazuela para que la carne no esté en contacto con la grasa que vaya desprendiendo.

Poner encima el cochinillo con la piel hacia abajo y hornear durante una hora.

Darle la vuelta con la piel hacia arriba y pinchar con una varilla para que no se formen burbujas de aire.

Finalizar la cocción y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|