• Un plato con mezcla de culturas e ingrediente, lo disfrutaras en la mesa y podrás repetir. La nata para cocinar es un ingrediente imprescindible que no puede faltar en la elaboración de nuestros platos, salados o dulce para convertirlos en especiales.
  • 4 contramuslos de pollo
  • 150 g de judías verdes
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 200 ml de nata
  • 75 g de cuscús
  • Agua
  • Sal

Pelar la cebolleta y los ajos y picarlos en juliana.

Lavar y quitar las hebras a las judías, cortarlas en dos trozos a lo ancho y después a lo largo en juliana..

Cocer en agua con sal las judías verdes, dejarlas al dente escurrir y reservar.

Pelar la zanahoria cortarlas en dos trozos a lo ancho y después a lo largo en juliana.

Lavar y secar los pimientos, desvenarlos, despepitarlos y cortarlos en juliana.

Retirar la piel al pollo y salar.

Dividirlos en dos y dorarlos en aceite y reservar.

Calentar aceite en una cazuela, pochar la cebolla y añadir los ajos.

Incorporar los pimientos y rehogar 5 minutos.

Añadir el pollo y las judías cubriendo con su agua dejar evaporar..

Comprobar que el pollo está blando y añadir la nata, cocinar 5 minutos y reservar caliente.

Poner el cuscús en un bol, verter agua, sal y un poco de aceite.

Remover con un tenedor para separar los granos, tapar y dejar que repose 5 minutos.

Servir el pollo con el cuscús.

J. M. Occhi - 28-08-2019|