• Una ensaladilla clásica que decoramos con salsas mejicanas y la acompañamos de ensalada fresca.

Hacer la ensaladilla y el guacamole según lo previsto en cada receta omitiendo el atún de la primera.

Lavar los tomatitos y los rabanitos haciendo a éstos unos cortes verticales para formar florecitas.

Poner en el centro del plato un molde de ensaladilla, cubierto una mitad con guacamole y la otra con salsa picante.

Rodearla con los brotes aliñados con aceite y sal, esparcir el maíz y colocar los tomatitos y los rabanitos.

J. M. Occhi - 2013 · 2018