• 320 g de pasta
  • 1 zanahoria
  • 150 g de judías verdes planas
  • 24 almejas
  • 3 dientes de ajo
  • Harina
  • Vino blanco
  • 1 cayena o guindilla
  • Agua para cocer
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

Lavar las judías, quitarles las hebras y cortarlas en tiras finas y reservar; hacer lo mismo con la zanahoria.

Cocer la verduras al dente en una cazuela con agua y sal, escurrirlas y reservarlas.

Poner las almejas en un bol con agua y sal durante media hora y retirarlas.

Dorar los ajos y la cayena o guindilla en una sartén con aceite.

Añadir las almejas, dejar que se abran, añadir un buen chorretón de vino y dejarlo evaporar.

Retirar la guindilla y añadir harina disuelta en agua caliente para lograr una salsa cremosa.

Corregir de sal, añadir el perejil picado y las verduras y mezclar.

Cocer la pasta en abundante agua con sal, escurrirla y saltearla en la salsa de almejas y verduras.

Servir bien caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|