• Este tipo de pasta que se parece a una pajarita o mariposa, se desarrolló durante el siglo XVI en las regiones de Lombardía y de Emilia Romagna al norte de Italia. Absorbe por su forma muy bien las salsas
  • 360 g de pasta
  • 600 g de tomate triturado
  • 1 rama de apio
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 150 g de aceitunas negras de Aragón
  • Aceite de oliva
  • Queso Parmesano para rallar
  • 2 l de agua
  • Sal

Pelar, lavar el apio y la zanahoria y picarlos finos.

Pelar los ajos y la cebolla, cortarlos en juliana y pocharlos en aceite.

Añadir el resto de verduras y rehogar unos 5 minutos.

Incorporar el tomate, salar y cocinar a fuego lento, removiendo de vez en cuando de 35 a 40 minutos.

Calentar el agua en una cazuela grande, añadir la sal cuando empiece a hervir y, transcurridos unos minutos, incorporar la pasta y cocerla al dente.

Escurrirla, mezclarla con la salsa, las aceitunas y rallar el queso.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|