• 400 g de pasta
  • 200 g de pota, calamar o sepia
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de tomate triturado
  • 2 sobres de tinta de calamar
  • 1 vasito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar y cortar el cefalópodo elegido en trocitos.

Dorar el ajo aplastado en una paella con un poco de aceite.

Añadir el tomate y sofreír de 3 a 4 minutos.

Incorporar el marisco y dejar consumir un poco.

Añadir la pasta, cubrir con el agua, remover y verter la tinta diluida en el vino.

Comprobar de sal, cocinar hasta que se consuma el líquido y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|