• 8 filetes de cinta de lomo
  • 70 g de sémola de trigo
  • Vino tinto
  • Orégano
  • Agua
  • Pimienta
  • Sal
  • Acompañamiento
  • 2 calabacines
  • 1 puerro
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Sal

Lavar y quitar las puntas de los calabacines y filetearlos.

Limpiar el puerro y cortarlo en rodajitas.

Sofreír el ajo en una sartén con aceite, añadir el puerro y luego los calabacines, remover de vez en cuando y cocinar hasta que estén al dente, retirar el espolvorear con perejil recién picado y salpimentar.

Dorar los filetes en otra sartén con orégano y sal, cubrir con el vino, dejar evaporar, retirarlo y reservar.

Verter en la sartén algo de agua y a poquitos la sémola, remover hasta lograr una polenta no muy espesa.

Emplatar con dos filetes al centro, cubrir con la salsa y poner a los lados los calabacines calientes.

Se puede hacer más cantidad de polenta y dejarla más espesa, volcarla sobre la encimera bien limpia, dejarla enfriar, darle la forma deseada y dorarla por ambos lados.

La carne de cerdo I

La carne de cerdo II

Despiece del cerdo

El orégano

La pimienta

El calabacín I

El calabacín II

Puerro

El ajo I

El ajo II

Las especias

El perejil

Trucos con sal

El aceite de oliva | 100 mitos · #6 #64 | Tipos de aceite | Aceites aromáticos

#

Edelwein

Etiqueta de un vino alsaciano

1884