• 300 g de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1½ cucharadita de jengibre en polvo
  • 1½ cucharadita de canela y nuez moscada mezcladas
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 150 g azúcar de caña integral
    con melaza
  • 1 huevo
  • Decoración
  • Adornos alimentarios de azúcar: lacasitos, estrellitas, caramelitos...
  • Lápices pasteleros de colores

Dejar la mantequilla a temperatura ambiente y el huevo fuera de la nevera.

Mezclar la harina, el bicarbonato y las especias en el vaso de la batidora.

Añadir la mantequilla y amasar hasta que la mezcla tome una apariencia arenosa.

Incorporar el azúcar y seguir batiendo.

En otro bol batir el huevo con la miel e incorporarla a la masa, si fuese necesario añadir un poco más de harina y seguir batiendo.

Cuando esté todo integrado, verter la masa sobre una superficie plana enharinada y amasar hasta que quede homogénea.

Extender la masa con el rodillo hasta que tenga 5 cm de espesor.

Formar las galletas con los cortadores, colocarlas separadas entre sí en la bandeja del horno sobre papel vegetal.

Hornear el tiempo indicado hasta que se doren por la parte de abajo.

Dejarlas enfriar sobre una rejilla y decorar al gusto.

Guardarlas en un recipiente hermético envueltas en papel vegetal.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|