• 1 bote de garbanzos
  • 500 g de espinacas
  • 200 g de gulas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lavar los garbanzos en agua fría.

Pelar la cebolla y los ajos y picarlos en juliana.

Pochar la cebolla en una sartén con aceite y añadir los ajos y la cayena.

Retirar la cayena, incorporar los garbanzos y rehogarlos hasta que estén un poco doraditos.

Poner las hojas de las espinacas lavadas, remover, salar y dejar que se mezclen con el sofrito.

Finalizar añadiendo las gulas y remover unos minutos.

Servirlo en cada plato, decorado con las espinacas cortadas en juliana fina.

Los garbanzos han protagonizado platos de las tradiciones culinarias de Medio Oriente, India, España y el sur de Francia, y luego llevadas a todo el mundo por exploradores españoles y portugueses. Su origen se remonta a siete mil años atrás, y son semillas de una planta herbácea que se cree nativa de Medio Oriente. Pertenece al grupo de las leguminosas y se considera una legumbre seca.

Entre los más famosos se encuentran el Hummus y las Falafel, elaborados de garbanzos molidos o en puré, el Estouffade de la Provenza, los cocidos y pucheros españoles típicos y de Italia donde con la harina de garbanzos se prepara la Fainá o Farinata.

Casi siempre ha sido sinónimo de frugalidad, pobreza e incluso rudeza. Muchas son las expresiones en este sentido. Lo mismo sucede con el consumo de esta legumbre, utilizada con cierta profusión en la Antigüedad, pero a partir del descubrimiento de América, y como consecuencia de la llegada de la alubia mexicana, el garbanzo entra en franco retroceso en numerosas regiones de Europa.

El garbanzo I  |  El garbanzo II  |  La legumbre  |  12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

Alimentos en conserva

Las conservas

Tipos y técnicas

La espinaca I

La espinaca II

100 mitos · #19

Popeye y las espinacas

La cebolla

100 mitos · #53

Alimentos en sazón

La gula

El sucedáneo de angula

Elegir una buena sartén

Técnicas básicas

El ajo I | El ajo II | Tipos de ajo por su color | Ajos en conserva | Las especias | La cayena | Dieta Mediterránea

Al picante se le atribuyen numerosos beneficios: Ayuda a quemar calorías, disminuye la sensación de hambre, mejora la circulación sanguínea, reduce el crecimiento de las células cancerosas, es afrodisíaco, combate los resfriados, facilita la respiración pulmonar y produce sensación de bienestar general.

El aceite de oliva | 100 mitos · #6 #64 | Tipos de aceite | Aceites aromáticos | Aceite siempre limpio | Refranes

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos