• 400 g de higaditos
    de pollo
  • 3 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajo
  • 1 copa de brandy
  • ½ copa de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelar las cebollas y los ajos y picarlos en juliana.

Pocharlos en una sartén con aceite y un poco de sal.

Limpiar los higaditos, cortarlos por la mitad, incorporarlo al guiso y rehogar.

Bañar con el coñac y el vino, remover y dejar que se evapore, corregir de sal y comprobar que estén tiernos.

Servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|