• 3 berenjenas grandes
  • 3 calabacines grandes
  • Salsa de tomate (ver receta)
  • 12 lonchas de jamón de York
  • Queso Mozzarella rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lavar la berenjena, dividirla en rodajas y ponerla en un colador espolvoreada con sal para que suelte el amargor.

Lavar, quitar las puntas a los calabacines, cortarlos en rodajas y salarlos.

Colocarlas en una plancha caliente con un poco de aceite, dorar un minuto por cada parte y reservar caliente.

Lavar las berenjenas, secarlas bien y repetir lo realizado con los calabacines.

Colocar en una fuente para el horno una capa de berenjenas, una ligera de tomate, una de calabacín, una de jamón y repetir hasta cubrir la fuente.

Finalizar con las lonchas de jamón y espolvorear el queso.

Introducir en el horno y cocinar el tiempo indicado.

La pasta no tiene sabor y se puede sustituir por otros alimentos que cumplan su función: formar capas, estructura... y den un toque diferente. La lasaña sustituida por la berenjena, que tiene 10 veces menos calorías nos va a proporcionar la misma función con un toque diferente a la tradicional.

Berenjena I | Berenjena II | Berenjena III | Cosas de la verdura | Alimentos en sazón

El calabacín I

El calabacín II

100 mitos · #11

El jamón

El jamón cocido

El tomate I  |  El tomate II  |  ¿Fruta, verdura, hortaliza?  | Pelar los tomates

Historia de la salsa

La salsa

Técnicas básicas

Dieta Mediterránea

Mozzarella di Bufala Campana | Mozzarella I | Mozzarella II | El queso | 100 mitos · #74 | Su empleo

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos

Trucos con sal

Replacement

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchilos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.