• 1 liebre
  • 400 g de arroz
  • 4 alcachofas
  • Aceite de oliva
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 1 limón
  • Azafrán
  • Agua para la cocción
  • Sal

Trocear, salar la liebre, freírla en una sartén con aceite y reservarla.

Limpiar las alcachofas y sus tallos, retirar las hojas más duras y cortar las puntas.

Dividirlas en cuartos, retirar las barbas, ponerlas en agua con el jugo del limón para que no se ennegrezcan.

Sofreír el tomate en parte del aceite empleado anteriormente.

Incorporar las alcachofas y la liebre y rehogar, verter dos vasos de agua y cocer hasta que se consuma.

Añadir el arroz, rehogar y verter el doble de volumen de agua que de arroz, salar y poner el azafrán.

Cocinar 5 minutos a fuego fuerte y bajar después a medio hasta su finalización.

Recuperar las liebres  |  La liebre I  |  La liebre II  |  La caza: definiciones, historia, tipos y variedades, técnicas...

El arroz I  |  El arroz II  |  Generalidades, tipos...  |  Definiciones, historia, curiosidades, arroces del mundo...

Cosas de la verdura  |  La alcachofa I  |  La alcachofa II  |  La de Benicarló  |  La de Tudela  |  Alimentos en sazón

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I

El tomate II

La salsa de tomate

Historia de la salsa

Elegir una buena sartén

El limón I

El limón II

Conservar la fruta

El azafrán I

El azafrán II

Azafrán, un toque de oro

Las especias

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos

Trucos con sal

Replacement

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchilos

#

Hare

Alberto Durero

(Núremberg, 21 de mayo de 1471 - ibídem, 6 de abril de 1528)

1502 - Acuarela y gouache, realzado por el color del lienzo - 25,1 cm x 22,6 cm

Albertina

Viena

Austria