• Un receta clásica que gusta a todos, fácil de elaborar y cocinada en muchos lugares pero cada uno aporta su granito de arena al realizarla
  • 500 g de magro de cerdo troceado
  • 500 g de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Salar la carne, dorarla en un poco de aceite, retirarla y reservarla.

Pelar la cebolla y los ajos y cortarlos en juliana.

Sofreírlos en el aceite de la carne, incorporar el tomate y cocinar unos minutos.

Añadir la carne, comprobar de sal y cerrar la olla.

Cocer el tiempo indicado, dejar que se enfríe y abrir la olla.

Espesar la salsa si fuese necesario y servir.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|