• 150 g de aceitunas negras sin hueso
  • 155 g de yemas de espárragos blancos
  • 1 latita de anchoas en aceite de oliva
  • ¼ de cebolla
  • 2 o 3 rebanadas de pan duro
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil

Escurrir las aceitunas y los espárragos del agua de conservación.

Introducir todo los ingredientes en la batidora, incluido el aceite de las anchoas.

Triturar y añadir el aceite hasta obtener una pasta homogénea.

Añadir más pan duro o rallado si fuese necesario y corregir de sal.

Servir con pan tostado (100 mitos · #33), crackers o biscotes.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|