• 4 tomates
  • 15 g de almendras
  • 75 g de garbanzos cocidos
  • Queso Parmesano rallado
  • 50 g de perejil
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Lavar, pelar y cortar los tomates en trozos.

Pelar y picar el ajo.

Lavar el perejil y retirar los tallos.

Triturar las almendras, el el perejil y un poco de aceite en la batidora, añadiendo aceite si fuese necesario.

Añadir los garbanzos, seguir batiendo y añadir más aceite.

Incorporar el queso y la sal y batir hasta obtener una crema ligera.

Si es para acompañar platos de pasta, añadir un poco del agua de cocción cuando se vaya a utilizar.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|