• 4 contramuslos de pollo
  • 6 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 tomates
  • 125 ml de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • 250 g de polenta
  • Harina de trigo
  • Agua para la cocción
  • Sal gruesa

Quitar la piel y la grasa al pollo, salarlo, dorarlo en aceite y reservarlo.

Lavar los pimientos, dividirlo en dos, quitarles las semillas, conservar el rabo y picar el resto en juliana.

Pelar la cebolla, los ajos y los tomates.

Sofreír la cebolla y los ajos en el aceite de pollo, rehogar e incorporar el pimiento y seguir unos 5 minutos.

Añadir el tomate, continuar unos 10 minutos, reintroducir el pollo y rehogarlo.

Verter el vino, dejar que se evapore y cubrir con un poco de agua.

Cocinar a fuego medio hasta que el pollo esté tierno.

Retirar el pollo y las verduras y reducir el caldo sobrante con un poco de harina.

Calentar el agua, añadir la sal, el aceite y poco a poco la polenta.

Remover con una varilla hasta que se separe de las paredes.

Verterla en una fuente, dejarla enfriar y formar unos cilindros con un molde.

Dorarlos en una sartén caliente con un poco de aceite.

Servir el pollo con la polenta y la salsa.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|