• La salsa que no falta nunca en las recetas de pasta, con el sabor a Italia que le da esa albahaca.
  • 1 kg de tomates pera o 500 g
    de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla mediana
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua
  • Sal

Si se utilizan tomates, escaldarlos, pelarlos, quitar la parte dura del tallo y picarlos.

Picar la cebolla y el ajo muy finos.

Poner el aceite en una cazuela y agregar la cebolla y el ajo.

Pochar hasta que la cebolla esté transparente y añadir un poco de sal.

Añadir el tomate, si es triturado añadir además la mitad del contenido de agua, y cocer a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.

Bajar al mínimo, salar, añadir la albahaca, remover, casi tapar y cocinar durante 60 minutos.

No dejar de remover y retirar cuando la salsa esté consistente.

Si no se usa al momento, guardarla en la nevera en tarros esterilizados cubierta con un poco de aceite.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|