• 320 g de pasta
  • Salteado de champiñones y alcachofas (ver receta)
  • 150 g de nata sin lactosa
  • Queso Parmesano rallado
  • Agua para la cocción
  • Sal

Preparar el salteado como lo indicado en la receta, añadiendo la nata al final.

Cocer la pasta al dente en abundante agua con sal y escurrirla.

Saltearla con la salsa y, si fuese necesario, añadir un poco más de nata.

Servirla con el queso aparte.

#

Tortiglioni, pasta corta, de forma cilíndrica, con estrías en espiral en el exterior que proporcionan más superficie para captar las salsas y los aliños de las ensaladas.

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

El champiñón común o champiñón de París del francés, champignon y éste del latín campania "producto del campo", es un hongo cultivado extensamente para su uso en gastronomía. Es de las especies comestibles de hongos la más frecuentemente empleada, prestándose a numerosas formas de consumo.

En algunos países de habla hispana e inglesa se llama champiñón a cualquier seta comestible. En España, como en Chile, Argentina o México, se llama champiñón a un hongo del género Agaricus.

El champiñón común tiene un sabor neutro y delicado, con un aroma ligeramente nogado en los ejemplares más maduros. Es popular en gastronomía y de escaso rendimiento calórico, conteniendo alrededor de 20 calorías por cada 100 gramos. Es relativamente rico en fibra alimentaria, así como en vitamina B6, vitamina C, vitamina D, potasio y niacina. Es utilizado en la elaboración de pizzas al estilo estadounidense.

El champiñón

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

Guarniciones

Cosas de la verdura  |  La alcachofa I  |  La alcachofa II  |  La de Benicarló  |  La de Tudela  |  Alimentos en sazón

Tipos de nata

La salsa

Historia de la salsa

Técnicas básicas

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

La proporción debe ser de 1 l de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

#

Adilac - Asociación de intolerantes a la lactosa España