Lavar y cortar los limones en gajos.

Colocar en una cazuela alargada los limones, encima el pescado salado y el perejil lavado.

Cubrir con agua y llevar a ebullición.

Retirar el pescado y reservarlo.

Derretir la mantequilla en una sartén, poner el pescado y los limones encima y un poco del caldo de cocción.

Cocinar 3 minutos o hasta que se evapore toda el agua y servir caliente.