• 4 filetes de abadejo congelado
  • 1 o 2 calabacines
  • 4 tomates
  • Eneldo
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Sal

Descongelar el pescado.

Lavar y cortar el tomate y el calabacín en rodajas medianas.

Colocar una capa de calabacines en una fuente de microondas, salar un poco y rociar con un poco de aceite.

Incorporar el pescado ligeramente salado y espolvoreado con el eneldo.

Cubrir con el tomate, salar, regar con aceite, tapar e introducir en el microondas.

Servir caliente con el limón exprimido.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|