• 200 ml de aceite de oliva
  • 100 g de ciruelas pasas sin hueso

Picar las ciruelas muy finas.

Ponerlas en la batidora con la mitad del aceite y triturar hasta obtener una crema.

Sacarlo y mezclarlo con el resto del aceite.

Dejarlo macerar en un frasco de vidrio el tiempo indicado en un lugar al abrigo de la luz y de la humedad.