• Potaje de garbanzos con cambio sustancial al original de bacalao y espinacas, pero impresionante para los días de vigilia.
  • 600 g de acelgas
  • 16 langostinos
  • 300 g de garbanzos cocidos
  • ½ cebolla
  • 1 o 2 zanahorias
  • Pimentón de La Vera
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Pelar los langostinos, hacer un caldo con las peladuras, colarlo y reservarlo.

Pelar las zanahorias y cortarlas; lavar y trocear las acelgas.

Pasar las acelgas y la zanahoria a una cazuela, cubrir con el caldo reservado, añadiendo agua si fuese necesario.

Cocer hasta que estén al dente y poner los garbanzos lavados y escurridos.

Incorporar los langostinos y cocer otros 5 minutos.

Picar la cebolla, pocharla y cuando esté transparente, retirar del fuego, añadir el pimentón y remover.

Incorporarlo al guiso, hervir unos 5 minutos y corregir de sal.

Servir caliente con los langostinos por encima.

J. M. Occhi - 2013 · 2018|