• Una forma distinta para tomar este tipo de cebolletas acompañadas de unos champiñones y la salsa típica que acompañan a los primeros.

Lavar los champiñones, quitarles el pie, cortarlos por la mitad y luego en juliana.

Pelar y picar los ajos en juliana.

Sofreír el ajo y la guindilla en un poco de aceite y rehogar sin que se quemen, retirar la guindilla.

Incorporar los champiñones, salar y rehogarlo hasta que estén tiernos.

Lavar bien los calçots, quitar las primeras capas tirando de ellas y cortar las raíces y las puntas.

Volverlos a lavar con abundante agua para que queden sin tierra y secarlos.

Calentar la plancha y extender aceite sobre la misma.

Colocar los calçots y asarlos hasta que transpiren, dándole la vuelta frecuentemente, reservar calientes.

Servir calientes en platos con la salsa aparte.

J. M. Occhi - 2013 · 2019