• Para hacer un buen y fresco aperitivo no necesitamos mucho, mirar la nevera y aprovechar el resto de la ensalada.
  • Restos de ensalada
  • Hojas de menta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Triturar en la batidora el sobrante de una ensalada de lechuga, tomate y cebolla.

Añadir un poco de aceite si lo necesita y comprobar de sal.

Dejarlo en la nevera el tiempo indicado y servirlo en copa fría con una hoja de menta.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|