• 320 g de pasta
  • 800 g de mejillones
  • 250 g de calamar o pota
  • 200 g de pulpo o rejo
  • 200 g de gambas (Más cómodo si son peladas y congeladas)
  • Agua para cocer
  • Pesto
  • 60 hojas de albahaca
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate duro
  • 10 nueces
  • Aceite de oliva
  • Queso Parmesano rallado
  • Guindilla molida o picada
  • Sal

Limpiar y lavar los mejillones, cocerlos, dejarlos enfriar y retirar las conchas.

Cortar el calamar o la pota en trozos, cocerlos con un poco de sal, escurrirlos y enfriarlos.

Pelar las gambas si son frescas, cocerlas y enfriarlas.

Cocer el pulpo o rejo, cortarlo y dejarlo enfriar.

Triturar la albahaca lavada y seca en la batidora con el vaso frío y a golpes cortos, con el ajo pelado y picado, las nueces, el tomate picado en daditos, el aceite y la sal hasta que quede todo bien pasado.

Añadir el queso y un poco de guindilla y mezclar con unos golpes más hasta conseguir una crema homogénea.

Verter en un bol el marisco y el pesto, mezclarlo y meterlo en la nevera unos minutos.

Calentar el agua en una cazuela y, cuando hierva, poner la sal y luego la pasta, cocerla al dente y escurrirla.

Mezclarla con la salsa, añadiendo agua de la cocción de la pasta si quedara muy densa y servir de inmediato con el queso rallado aparte.

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

El mejillón I

El mejillón II

El molusco

El calamar I

El calamar II

El pulpo

La gamba

El marisco

El tomate I

El tomate II

El pesto

Conservar el pesto

Tipos de pesto

Trucos con sal

Los cuchilos

El aceite de oliva | 100 mitos · #6 #64 | Tipos de aceite | Aceites aromáticos

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo