• 350 g de higaditos de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • ½ copa de coñac
  • 300 g de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelar y picar la cebolla y el ajo en juliana fina.

Pocharlos en una cazuela con aceite hasta que la cebolla esté transparente y añadir un poco de sal.

Incorporar los higaditos limpios y rehogarlos.

Bañarlos con el coñac, dejar que se evapore, retirarlos y conservarlos calientes.

Añadir el tomate a la cazuela, cocer a fuego fuerte hasta que empiece a hervir, bajar y cocinar unos 15 minutos.

Incorporar los higaditos, darles un hervor y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|