• 200 g de morralla, espinas o cabezas de pescado, ni vísceras ni escamas
  • 200 g de cabezas y peladuras de marisco: gambas, gambones, cangrejos de mar, cigalas, nécoras, galeras...
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 1½ l de agua para la cocción
  • Perejil
  • Sal

Lavar y limpiar la morralla y los descartes de pescado y marisco.

Pelar la zanahoria y la cebolla.

Ponerlo en la olla, añadir el laurel y el perejil, verter el agua y salar.

Cocer el tiempo indicado, dejar que se enfríe y abrir la olla.

Separar el pescado del marisco y triturar éste con el caldo.

Colarlo e introducirlo en tarros de cristal esterilizados, tapar y ponerlos boca abajo.

Una vez fríos, se pueden conservar en la nevera hasta 20 días.

También se pueden congelar sin llenar los tarros completamente.

El fumet

La morralla

El marisco

Congelar y descongelar

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

La cebolla

100 mitos · #53

Los cuchilos

Dieta Mediterránea

El laurel I

El laurel II

El perejil

Hierbas aromáticas

Trucos con sal

Replacement

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Técnicas básicas

La sopa I

La sopa II

Tipos de sopa

Historia de la sopa...

A los excedentes de muchas preparaciones se les puede dar una segunda vida. Son las recetas de aprovechamiento de la cocina popular.

Ropa vieja: para aprovechar las sobras del cocido.

Arroz al horno o con costra: para emplear el caldo, los garbanzos y la patata de otros guisos.

Croquetas: para reutilizar restos de pollo, de gallina y de jamón.

Empanadas, empanadillas y albóndigas: para usar restos de carne o pescado.

Cremas varias: con zanahoria, patata y otras verduras.

Consejos para reutilizar las sobras

Otras recetas de aprovechamiento

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.