• 150 g de moras silvestres
  • 80 g de azúcar
  • ¼ de limón exprimido
  • ¼ de vasito de agua

Lavar las moras.

Ponerlas en una cazuela con el azúcar y dejar que se disuelva.

Añadir el agua, el zumo del limón y parte de su piel.

Cocer sin dejar de remover, comprobar su consistencia y en su caso pasar por la batidora.

Meterlo en un tarro de cristal y dejar enfriar.