• Esta receta nace de la unión de los tallarine color huevo y de los de espinacas. El resultado es una mezcla de colores y sabores, siendo una de las clásicas la realizada con salchichas y guisantes.
  • 160 g de tallarines al huevo
  • 160 g de tallarines con espinaca
  • 6 salchichas de cerdo
  • 100 g de panceta
  • 150 g de guisantes
  • 200 ml de nata o leche evaporada
  • 1 chalota
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Queso Parmesano rallado
  • Agua para la cocción
  • Sal

Cocer por separado la pasta y los guisantes al dente en abundante agua con sal y escurrirlo.

Pelar la chalota y picarla muy fina.

Pochar la chalota en una sartén con la mantequilla derretida con un poco de aceite.

Incorporar las salchichas peladas y la panceta cortada en daditos.

Añadir los guisantes, rehogarlos y verter la nata o leche, dejar que se amalgame bien y corregir de sal.

Saltear la pasta en la salsa y el queso y servir caliente con más queso aparte.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|