• 3 pechugas de pollo fileteadas
  • 2 huevos
  • Polenta
  • 2 limones
  • Harina de trigo o maicena
  • 4 o 5 cucharadas de azúcar
  • 1 o 2 cucharadas de miel
  • Agua para cocer
  • Aceite de girasol
  • Sal

Lavar y exprimir los limones, cortar la piel de medio limón en juliana.

En un cazo poner el zumo más el doble de agua, la piel, el azúcar y la miel.

Ponerlo en el fuego y cuando hierva, bajar el fuego y remover durante unos minutos.

Añadir una cucharadita de harina o maicena bien disuelta en un poco de agua caliente.

Seguir removiendo hasta que espese la crema de limón.

Poner cada filete entre dos hojas de papel film y aplastarlos para reducir su volumen.

Batir los huevos con un poco de sal.

Salar las pechugas pasarlas por harina, huevo y finalmente por la polenta.

Freír por ambos lados hasta que se doren, pasarlas a una fuente con papel absorbente y reservar.

Presentarlas en una fuente lisa, regar con la crema y decorar con unas rodajas de limón.

Se pueden servir enteros o cortados en tiras.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|