• 120 ml de leche evaporada
  • 2 cucharadas de coñac
  • ½ pastilla de caldo de carne
  • Pimienta negra en grano
  • Pimienta verde en grano
  • Maicena
  • Sal

Machacar las pimientas en un mortero.

Poner el coñac y la leche en un cazo y disolver la pastilla de caldo.

Incorporar la pimienta machacada y algunos granos enteros.

Hervir sin dejar de remover y añadir un poco de sal.

Espesarlo con un poco de maicena.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|