• 360 g de pasta
  • 600 g de tomates pera
  • 200 g de beicon
  • Hojas de albahaca
  • 150 g de queso Parmesano rallado
  • Guindilla o peperocino
  • Aceite de oliva o 1 cucharada de manteca
  • Agua para la cocción
  • Sal gruesa

Cortar la panceta en tiras finas.

Lavar, pelar los tomates quitándoles las semillas, picarlos en daditos y guardarlos con su jugo.

Cortar la guindilla o el peperoncino en trozos.

Poner el aceite o la manteca en una sartén hasta cubrir el fondo y derretir a fuego fuerte.

Añadir la guindilla o el peperocino y el beicon, rehogarlo rápidamente y bajar el fuego hasta que éste se dore.

Cortar la cocción añadiendo el tomate y cocinar unos 10 minutos.

Remover varias veces hasta conseguir su punto de densidad y retirar la guindilla.

Cocer la pasta al dente en abundante agua con sal.

Escurrirla y saltearla en el jugo añadiéndola poco a poco.

Servir con el queso rallado y decorado con unas hojas de albahaca.

A esta receta nunca se le pone ni ajo ni cebolla.

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

El tomate I  |  El tomate II  |  ¿Fruta, verdura, hortaliza?  | Pelar los tomates

La albahaca

Hierbas aromáticas

La guindilla

Las especias

El beicon

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos

#

Amatrice

Città delgli spaghetti all'amatriciana

Panel informativo en la entrada a esta ciudad del Lazio