• 2 lubinas de 400 g cada una
  • Agua
  • Sal gruesa

Humedecer la sal con un poco de agua.

Colocar las lubinas en la bandeja del horno sobre papel vegetal.

Cubrirlas con la sal dejando la cola y la cabeza al descubierto.

Hornear el tiempo indicado y sacarlo del horno.

Colocar papel de cocina sobre las lubinas, golpearlas con el dorso de una cuchara para romper la sal y retirarla.

Descartar la piel y las espinas y servirlo con la salsa escogida.

La antigua técnica del asado a la sal, muy vinculada al mar Mediterráneo por la abundancia de salinas, proporciona elaboraciones sanas y jugosas y es respetuosa con el producto cocinado al que transfiere solo la sal que necesita.

La lubina I

La lubina o róbalo

Alimentos en sazón

Técnicas básicas

Dieta Mediterránea

La mayonesa I

La mayonesa II

De Mahón, mahonesa por Caius Apicius

La mahonesa y sus derivadas

El alioli

Historia de la salsa

La salsa

Guarniciones

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

Dicentrarchus labrax

Dos aletas dorsales separadas, la primera con 9 radios duros y la segunda con uno duro y 12 blandos. Aleta anal con 3 radios duros y 11 blandos. Color gris plata brillante, más oscuro por el dorso; vientre blanco; una mancha negra en el ángulo superior del opérculo; los jóvenes hasta 15 cm de longitud presentan puntitos negros por el dorso y los flancos. Hasta 1 m de longitud.

Fuente: Ictio · Term