• Crema suave y con mucho sabor que le aportan las verduras, es fácil de realizar y nos sirve para una comida y cena ligera.
  • 2 berenjenas grandes
  • 300 g de calabaza pelada
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Trocear la calabaza.

Pelar la berenjena y trocearla.

Cocer todo en agua con sal.

Sacarlo con una espumadera y pasarlo a la batidora.

Agregar un poco de aceite y triturar hasta obtener una crema homogénea.

Corregir de aceite y sal.

Servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|