• 600 g de calabaza
  • 2 muslos de pollo
  • Agua para la cocción
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelar la calabaza y cortarla en trozos.

Retirar la piel al pollo.

Poner todo en una cazuela y cubrir con agua.

Cocer el tiempo indicado y dejar que se enfríe.

Retirar el pollo y desmenuzarlo.

Sacar la calabaza con una espumadera e introducirla con el pollo y un chorro de aceite en la batidora.

Triturar hasta obtener una crema ligera y corregir de sal.

Servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|