• Alimento muy usado por los pastores en la trashumancia, se usaba el pan duro que sobraba durante el día.
  • 300 g de pan asentado
  • 200 g de panceta fresca
  • 1 chorizo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 4 dientes de ajo
  • Pimentón de La Vera
  • 4 huevos
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cortar el pan en daditos, ponerlo en un bol, rociar con un poco de agua y remover.

Tapar con un paño humedecido y reposar el tiempo indicado.

Lavar, desvenar los pimientos y cortarlos en daditos.

Picar el chorizo y la panceta de igual manera; sofreír los pimientos en un poco de aceite y reservarlos.

Hacer lo propio en la misma cazuela con la panceta, retirarla y seguidamente el chorizo y reservarlo.

Rehogar las migas en el aceite restante, retirar del fuego, poner el pimentón y cocinar todo.

Incorporar el resto de los ingredientes, salar y remover hasta que las migas se suelten.

Freír los huevos con puntilla. (ver técnica)

Servir las migas calientes con el huevo encima.

J. M. Occhi - 2013 · 2018