• 1 kg de berberechos
  • Aceite de oliva
  • Jugo de limón
  • Agua para el remojo
  • Sal gruesa

Remojar los berberechos en un recipiente con agua y sal.

Calentar la plancha y verter un poco de aceite.

Incorporar los berberechos escurridos y removerlos hasta que se abran.

Regar con el limón exprimido y servir caliente.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|